Dobladillos: Introducción

El género (tela) y el modelo de prenda son decisivos cuando tenemos que elegir el tipo de dobladillo. En principio, los dobladillos, se hilvanarán junto al doblez y a continuación se recortarán de manera uniforme a la anchura conveniente. En las prendas de vestir, de ser posible, las puntadas del dobladillo no deberán verse al derecho (ejemplo: sacos, pantalones, capas, etc), pero en las prendas casuales, de uso diario, tranquilamente pueden mostrarse e incluso formar parte del diseño (ejemplo: jeans, bermudas, camisas, remeras, etc).

En caso que utilicemos un molde comercial, los dobladillos se encuentran indicados con una línea con la inscripción doblez, dependiendo del diseñador, está linea también se suele marcar entrecortada o con puntos.  También, para ahorrar espacio en el papel del molde, el margen del dobladillo NO suele dibujarse, con lo cual, es nuestro deber, tenerlo en cuenta y agregarlo al momento de transferir el molde a la tela. Estos márgenes no suelen sobrepasar los 3 cm y hasta 5cm en caso de los dobladillos con doble vuelta. Vale aclarar nuevamente, que siempre es necesario leer las indicaciones que incluye el molde, ya sea adquirido en sobre o en una revista, para saber lo que está incluido, lo que no y lo que tenemos que agregar.

Durante las próximas publicaciones, iré explicando cada uno de los diferentes tipos de dobladillo entre los que podemos destacar:

Pages